Somos Carina y Paula Pellandini. En Foreverfeelomena tenemos una divina contradicción. Pintamos porque nos hace felices o pintamos porque somos felices. 
Lo hicimos siempre. 
Para nosotras, para nuestras casas, para compartir con amigos. 
Hace un año decidimos dar un paso más. 
Porque entendemos esto como algo artesanal, donde distintas ideas afloran y se transforman de manera única. 
Única, porque creemos que el arte no es repetición. 
Única, como la persona que lo recibe. 
Nuestro sueño es que quien tenga algo de Foreverfeelomena lo disfrute tanto como nosotras al pintar. 
Que cuando veas algo de Foreverfeelomena, tu cara se ilumine. 
Feelomena nos llamaba nuestro abuelo. Nunca le preguntamos por qué. 
Es por eso que llamamos a este sueño compartido, Foreverfeelomena. Para que esos momentos inolvidables no se pierdan nunca.